Amador González NAVEGANDO POR EL INTERIOR

Casualmente nos encontramos a Amador en un Centro Hípico de la Provincia de Tarragona en el año 2010, donde nos comento su idea de realizar un viaje por toda España subido a una barca con ruedas y tirada por un caballo y otro de apoyo, acompañado por sus fieles amigos Senda y Noia, dos estupendos canes. «Pulsa Aquí para ver la Noticia del 2010«

Ahora nos presenta la culminación de su sueño en un libro extraordinario.

Para Amador, de perseguir una ilusión con los recursos que encuentre: una barca abandonada, las ruedas de un carro viejo y un caballo que se le apareció en sueños. A la yegua Noia le toca ir tirando del invento por toda la Península para llevar a su dueño de vuelta a casa. La perra Senda lo tiene más fácil: su tarea consiste básicamente en encontrar a la yegua cada vez que se escapa.

Recorren caminos y carreteras desde Cataluña hasta Galicia y desde Navarra hasta Andalucía. Sólo cuentan con su propia inventiva y con la ayuda de las personas variopintas a las que se encuentran: peregrinos, pastores, curas, campesinos, viajeras, hadas protectoras, muchos policías, gente de bien y gente peligrosa.

Este libro cuenta las peripecias que te ocurren cuando vives dos años a la intemperie. Más que un viaje, la aventura de Amador es un estilo de vida, un canto a la convivencia entre seres vivos, humanos o no, y una revelación: la del ritmo propio y del rumbo libremente elegido.

Leyendo el libro en nuestra redacción, nos sorprendió agradablemente la cantidad de situaciones vividas con personas conocidas por muchos de nosotros que nos movemos por este fascinante mundo del caballo.

Amador González Guindos nació en Reus en 1971. Después de trabajar en múltiples oficios y de crear su propia empresa de construcción, en plena burbuja inmobiliaria decidió cerrar la empresa e irse a vivir al bosque. Mochilero en Nueva Zelanda, Australia y la Polinesia Francesa, en 2010 emprendió su viaje sin precedentes.

Actualmente vive en a orillas del río Siurana con sus dos yeguas en una casa construida por él mismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *