Músculo multífido, apoya y estabiliza cuello y dorso equino

Profesionales del ultrasonido para equinos indican como evaluar el músculo.

Convención AAEP 2019 , espalda y columna vertebral , diagnóstico de cojera , diagnóstico y tecnología , cuidado del caballo , lesiones y cojera , cojera , medicina deportiva , ultrasonido , veterinario y profesional.

Siendo  conscientes  del  aumento  de  los  problemas  en  los dorsos de los caballos, siendo independiente la disciplina y la edad, esto puede afectar y dañar la salud de nuestro caballo y de la industria equina en conjunto.

La evaluación de la columna vertebral y toda la musculatura que ella implica,  vemos que juega un importante papel en la evaluación de las cojeras. No obstante, el dolor de espalda sigue siendo un “problema de rendimiento insidioso” y continua presentando desafíos diagnósticos significativos, dijo Philippe Benoit, DVM, MS, Dipl. ACVSMR, de PHB Consulting en Cardiff, California, y Cooper Williams, VMD, Dipl. ACVSMR, de Equine Sport Medicine de Maryland, en Hampstead.

En la actualidad se disponen de diversas unidades de rayos x y ultrasonidos con la potencia suficiente como para poder obtener imágenes del dorso del equino, no viéndose limitados los profesionales para poder diagnosticar lesiones específicas aisladas en la espalda.

Benoit, describió en detalle cómo los profesionales equinos podían evaluar ultrasónicamente el musculo multífido (MM) en la región toracolumbar de la columna vertebral.

Los M. M, constituyen una serie de fascículos superpuestos profundos que comprenden de 1 a 5 vertebras, originándose en la apófisis espinosa y lamina vertebral e insertándose en la apófisis arterial o mamilar (Stubbs y col., 2006; Mc. Gowany col., 2007b).

Esta estructura les permite, a diferencia de los músculos largos, tener control sobre la posición entre vertebras adyacentes o cercanas, al igual que en el humano y en el cerdo, donde su función es principalmente la estabilización segmentaria, la priocepción (los receptores de estiramiento de este envían información al cerebro sobre la posición y el movimiento de la columna) y el control postural del raquis del caballo. (Mc. Gowan y. Col.,2007).

En los caballos hay presencia y gran relevancia de los músculos sacrocaudales dorsales en el área lumbosacra. Estos músculos presentan una morfología similar a los MM, aunque sus fascículos son más largos y gruesos, se insertan en la cola o vertebras coccígeas y llegan hasta las vertebras mas caudales. Al igual que la MM, estos músculos juegan un papel fundamental también en la estabilización y control motor de esta zona, como la ventaja de que al ser superficiales es factible su exploración clínica visual en caso de patología lumbar o pélvica (Mc. Gowan y Col., 2007b)

“La función de MM es una de las mas importantes en el cuerpo del caballo y las lesiones de este probablemente no se diagnostiquen gravemente en la práctica diaria”; señalaron Benoit y Williams.

Dada la perdida de peso y también masa muscular del equino (atrofia o emaciación) y la perdida de función de este músculo ocurren secundariamente al dolor de dorso, la ubicación anatómica del MM cierra las vértebras y en profundidad a otras estructuras de tejido blando impidiendo diagnosticar el daño o enfermedad del MM por palpación o radiográficamente.

La exploración ósea, (gammagrafía nuclear), en este caso no seria de gran utilidad por que no señalizaría un problema del MM. Generalmente, la asimetría de los músculos dorsales y los espasmos de la espalda son indicadores de problemas con el MM. “Siendo, el ultrasonido la única herramienta disponible que ayuda a medir el tamaño y la función de los MM” constataron Benoit y Williams.

Unidades de ultrasonido con un transductor de 7,5 mHz que son la mayoría, nos pueden dar buenas imágenes en caballos medianos siendo los transductores macroconvexos de 2.5/3.5 MHz necesarios para caballos de gran tamaño.

Debiéndose obtener dos imágenes de cortes transversales y longitudinales, adoptando así un patrón mas detallado para poder evaluar plenamente la derecha y la izquierda desde el MMs 11º vertebra toráfica a la sexta vértebra lumbar.

“Un examen completo de ultrasonido toracolumbar requiere múltiples imágenes y medidas “dijerón Beoit y Williams., “Mas vale la pena, ya que los resultados proporcionarán una gran cantidad de información sobre cómo tratar, manejar y pronosticar el daño o lesión del MM”

Hallazgos:

  • Cambios en tamaño y forma de los MM.
  • Disminución en la propiedad de generar la reflexión de las ondas ultrasónicas (ecogenicidad muscular) + negra en el ultrasonido, lo que sugiere un desgarro o anormalidad de las fibras, particularmente en susu puntos de inserción en las vertebras;
  • Aumento de la ecogenicidad + blanca en el ultrasonido en los lugares de unión a los procesos espinosos al cuerpo de las vértebras, puede indicar avulsiones o la producción de entesofitas, (inflamaciones de la zona de inserción de los ligamentos o tendones en los huesos) o proyecciones anormales de hueso en las fibras musculares que se desarrollan en los sitios de estrés.

Williams y Benoit, animaron al uso de ultrasonido para evaluar el MM, viendo esta técnica como no invasiva y fácil de realizar por todos los profesionales equinos, que ya son expertos en ultrasonografía de tejidos blandos.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *