Estar neuróticos

Estar neuróticos

May 25, 2024 0 Por Omar El Bachiri

Seguro que todos hemos oído alguna vez la frase está neurótico/a para referirse al estado anímico de alguien en concreto. – Pero realmente, ¿sabemos cómo es el comportamiento neurótico, cómo piensa y actúa la persona neurótica? – Pues, intentaré explicarlo para así, evitar volvernos neuróticos: es un comportamiento donde predomina el pesimismo, la ansiedad, el miedo, el estado depresivo, la ira, etc. En definitiva, son un conjunto de emociones y sentimientos encarrilados al malestar y por desgracia, son factores precipitantes para adquirir fobias o algún TOC (trastorno obsesivo compulsivo).

Es un malestar generalizado y afecta a todo el conjunto de la personalidad, es decir, a su manera de interpretar la realidad, de razonar sobre ella y consecuentemente, afecta negativamente su interacción social. Un ejemplo muy claro lo podemos ver en los efectos de la reciente pandemia, mucha gente ha adquirido el TOC de limpieza o desinfección. El miedo a contaminarse las obliga a pasar horas diarias limpiando sobre limpio e incluso, de tanto lavarse las manos, acaban con ellas irritadas o incluso sangradas. Esto, por un lado, y por el otro, tenemos la gente que vive angustiada, ansiosa, depresiva y con una visión de la realidad negativa, siempre esperando lo peor de la sociedad y de los acontecimientos, vive en el futuro, dejando escapar el presente y todo debido al miedo, a sufrir. Se imagina lo peor y se avanza a los hechos, vive en un mundo imaginario dado que, todo es subjetivo, son actos que solo suceden en su mente.

Su actitud negativa provoca que magnifiquen las situaciones problemáticas y que paralelamente, exageren los pensamientos negativos, potenciándolos hasta tal punto que se vuelven realidad. Por lo tanto, crean su propia realidad desastrosa porque es evidente que no es para todos igual, a pesar de vivir en el mismo lugar, tener el mismo trabajo y compartir amistades.

Así pues, para no volvernos neuróticos es vital cuestionarnos de vez en cuando: si estamos viviendo como lo deseamos, como lo teníamos previsto y si realmente nos gusta o preferiríamos cambiarlo por otro estilo de vida diferente. Más acorde con nuestros pensamientos y necesidades actuales porque con cada acto que realizamos y experiencia que adquirimos, evolucionamos y por ende, también puede verse modificada nuestra manera de interpretar la realidad.

Por: Omar el Bachiri

Psicólogo clínico y escritor